Carta al no-votante en las Elecciones Gallegas. Mañana cambiaremos el futuro.


Estamos en jornada de reflexión. Y eso lo voy a respetar. Mañana mismo en Galicia y en el País Vasco no solo se llevaran a cabo los comicios más importantes desde los últimos 8 años, si no que ambas Comunidades Autónomas se podrán llegar a convertir en el motor que impulse el convulso panorama político nacional. Está claro que desde lo ocurrido con las encuestas en las pasadas elecciones, va a ser muy difícil volver a confiar en ellas, son estadísticas y los números no siempre aciertan. Aunque quienes siempre acertamos, somos nosotros, las personas, los que tenemos en nuestras manos, con el sufragio, cambiar el sino de la política y el consecuente futuro de las próximas generaciones. Es por este mismo motivo, por tener tal responsabilidad, que debemos de actuar con total sinceridad a nosotros mismos y no dejarnos llevar por el miedo o por las coacciones que otras personas pueden hacer emanar en nosotros mismos un temor inexorable que está en consonancia con lo nuevo y lo mejor. No es nada nuevo. Ya lo hemos visto. Por el miedo a votar a lo nuevo, en las pasadas elecciones, hemos permitido forjar y reforzar el poder que el Partido imPopular ya tenía en el Congreso, aunque para aquellos que ya creían tener la panacea para la situación política, los consecutivos "noes" de Sánchez e Iglesias acabaron por vetar, una vez más, los planes de futuro del PP.  Para aquellos que pretendían consolidar lo que los expertos llaman la "Gran Contradicción" nacida en la Revolución Industrial (finales siglo XVIII) y que continúa vigente el la teoría política contemporánea, que no es más que hacer más ricos a los ricos y consecuentemente más pobres a los pobres, que sepan que su plan está cada día más cerca de ser frustrado. 

Y esta frustración no se consigue quedándonos en casa, está frustración se consigue con la Igualdad, con la Fraternidad y con la Libertad que con tanto ahínco nos costó conseguir. Mañana tenemos en nuestra manos la más pura muestra de la Soberanía Nacional, el poder está en nosotros, y que con la inserción de un papel en una caja, podemos decir adiós a todo aquello que nos ha estado vejando estos últimos cuatro años en Galicia. Podemos llegar a decir adiós a las muertes por Hepatitis C, ya que el PP de Feijóo no tenía dinero para comprar la cara solución para esta enfermedad pero sí para financiar una de sus campañas más caras de la historia (vemos a Feijóo hasta en la sopa); podemos llegar a decir adiós a los boicoteos de los planes contra-incendios que se saldaron con miles de hectáreas quemadas y con la muerte de varias personas; podemos decir adiós a los más de 39 desahucios que aún se siguen acometiéndose en Galicia; podemos decir adiós a las penurias que muchas familias tienen que pasar para comer un trozo de pan o calentarse en invierno; podemos decir adiós a construcciones sin sentido como el Álvaro Cunqueiro; podríamos decir adiós a tantas cosas...

Con esta reflexión pública no te quiero coaccionar para que mañana tengas que pasar tiempo de tu vida en un colegio electoral, solo quiero que tú reflexiones de la importancia que tienen estas elecciones para ti, para tus vecinos y para las próximas generaciones. Piensa que en tu mano está dar una vuelta de 360 grados a las injusticias y que solo tú tendrás la libertad y la responsabilidad de cambiar el significado del futuro. Y que como decían las partes moderadas de Podemos, lo primero es ganarle al PP y después ya construiremos la alternativa. <<Piensa y luego existe>> ya lo decía el filósofo francés René Descartes. 

Y por último, no te guíes por el pensamiento de los necios: "Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer", de tanto decir en el Franquismo: "No te signifiques, no te signifiques", nos hemos vuelto insignificantes a la vista de los poderos oligárquicos de este país. Pero nosotros somos la resistencia.

Saludos de un militante de la justicia.
Hugo.


Publicar un comentario

0 Comentarios